Saltear al contenido principal

Descárgate nuestro catálogo en PDF

Breve historia del interruptor moderno

Breve historia del interruptor moderno

Repasar la historia del interruptor es sinónimo de comprobar cómo ha evolucionado tan importante dispositivo para activar o desactivar una conexión eléctrica. Se comentan sus características más importantes.

¿Cuándo comienza la historia del interruptor?

A la hora de concretar quién inventó el interruptor es necesario recordar a John Henry Holmes. Fue en 1884 cuando decidió crear lo que se conoce hoy en día como interruptor moderno. Este producto funcionaba con una tecnología que permitiría interrumpir la corriente de forma inmediata. Además, fue una reacción a los interruptores con arco eléctrico.

Estos provocaban la corrosión de un contacto y la suciedad en su contrario. A lo largo del tiempo, el interruptor dejaba de funcionar y había que sustituirlo. La llegada de los de interrupción rápida supuso el empleo de un artículo de larga vida útil y la creación de la base de los que se utilizan en la actualidad.

Evolución e historia del interruptor

La evolución de los interruptores se divide en varias etapas esenciales. En los primeros años del siglo XX, solo las familias adineradas disponían de luz eléctrica en su casa. Los interruptores estaban fabricados con porcelana y solían estar fuera de la pared. Fue en torno a 1920 cuando la luz eléctrica se generalizó en los hogares. En los inmuebles se utilizaba el interruptor de cable que provocaba que hubiera que tirar de una cuerda para que subiera una leva que interrumpía la corriente.

Posteriormente, se pasó del empleo de la porcelana al del latón y también a que los dispositivos se empotraran en la pared. Se creó entonces el interruptor de botón que hay que pulsar tanto para contar con el suministro como para cortarlo. Sigue estando de plena vigencia en la industria.

No fue hasta la década de los 60 del pasado siglo cuando comenzaron a fabricarse en baquelita. A partir de la década de los 80 ganó protagonismo el plástico, especialmente el PVC, gracias a su adaptabilidad y a su precio competitivo. Es entonces cuando se vende el llamado interruptor de barco. Consta de una pieza oscilante que se pulsa para encender o apagar la luz. Es el más extendido hasta la primera década del siglo XXI y se continúa utilizando.

El futuro del interruptor

El cuarto tipo de interruptor surgió en la segunda década del presente siglo y se califica como inteligente. No contiene una estructura de conmutación y suele ser plano. Al estar conectado a Internet, es posible accionarlo empleando otro dispositivo como un teléfono móvil. Permite seleccionar la intensidad de la luz y es posible utilizarlo también para el cableado industrial. Se espera que su instalación se generalice en unos años y que suponga una verdadera revolución para hogares y empresas.

En M2B Switches, una empresa referente en el sector de productos eléctricos, se apuesta por convertir sus redes sociales en una fuente de consulta tanto de la historia del interruptor como de la actualidad de su nicho de mercado. Basta con consultar el catálogo disponible, o con realizar alguna consulta sobre cualquier artículo, para confirmar su profesionalidad.

Volver arriba