Saltear al contenido principal

Descárgate nuestro catálogo en PDF

Cómo está formado un interruptor

¿Cómo está formado un interruptorTras años de uso, parece lógico que no se le preste atención a tan importante elemento de una conexión eléctrica. Se sabe que los interruptores de calidad, como los de M2B, son fiables y con un comportamiento excepcional. Sin embargo, no siempre se conocen las partes y las conexiones que los convierten en imprescindibles.

La anatomía de un interruptor

La anatomía del interruptor se caracteriza por dividirse en varias partes fundamentales que garantizan que cumplirá su función. Desde el punto de vista mecánico, todos cuentan con los siguientes elementos:

  • Dos contactos separados, fabricados en metal o en algún material conductor de la electricidad o conectores.
  • La unión de los contactos mediante una pieza móvil. Son el actuante y el actuador. Está fabricada en un material resistente y no conductor de la electricidad para evitar accidentes.
  • Dos cables cubiertos de material aislante: uno de entrada y otro de salida.

Tras el montaje interno, se coloca un embellecedor que tapa las conexiones realizadas. Hay opciones customizadas que facilitan la integración del interruptor en el estilo decorativo de la estancia donde se desea colocar.

Así, hay modelos que se encastran en el muro, otros que se activan con el pie y otros que están conectados a un cable y a un enchufe para facilitar su uso. Si el interruptor es industrial, se usa un embellecedor estándar de un material de mayor resistencia a los impactos y a la suciedad.

Bases del funcionamiento de los interruptores

El funcionamiento de los interruptores es bastante sencillo. Al estar conectados a un sistema eléctrico, la corriente está presente de forma constante. Cuando se presiona el actuante, los conectores se separan permitiendo el paso de la electricidad.

El cable eléctrico está compuesto de tres cables (tierra, neutro y metálico) y se conecta a la toma de la luz. Si se desea que el interruptor funcione para distintas tomas de luz, es necesario utilizar conmutadores. El actuante también puede cerrar el paso de la corriente tras ser pulsado nuevamente.

Es importante indicar que un interruptor no solo se utiliza para contar con energía eléctrica en una habitación o instalación. A su vez, también se usa como parte esencial de circuitos conectados que funcionen de forma paralela. Así, es más fácil disponer de distintos puntos de distribución de la energía eléctrica e, incluso, aislar las distintas tomas con mayor eficacia.

En este caso, hay que incorporar vías y polos dependiendo de las funciones requeridas y de las diferencias de voltajes entre los circuitos. Lo mismo ocurre cuando se instala un interruptor para activar un aparato que funciona con electricidad. Su anatomía será la misma, pero su tamaño puede variar dependiendo de cada caso particular.

Tras comentar cómo está formado un interruptor y cómo funciona, solo nos queda invitar a quien esté interesado a repasar nuestra oferta comercial y a visitar nuestro blog. De este modo, estará al día de todo lo relacionado con la electromecánica. Diseñamos productos a medida de cada cliente. Contactar con nosotros es sinónimo de profesionalidad y adaptabilidad total a todo tipo de sistemas eléctricos.

Volver arriba